Aires mestizos - Colonia Requena


El barrio pide a gritos la ayuda de la administración para frenar su deterioro

Fuente: ISABEL VICENTE
. INFORMACIÓN.ES

Si no fuera por los sugerentes nombres de piedras preciosas de sus calles: Ópalo, Perla, Amatista o Rubí, sería difícil en un primer vistazo diferenciar Colonia Requena de sus vecinos de la Zona Norte. Como en Virgen del Remedio, Virgen del Carmen o Juan XXIII imperan los viejos bloques de hormigón en cuyas fachadas reinan los desconchones, las pintadas y la ropa tendida; los bares modestos con toldos desvaídos y con frecuencia ajados y las tiendas de ultramarinos que anuncian sus ofertas en un simple folio pegado con fixo a la cristalera. Se trata de un barrio humilde que se ha ido deteriorando debido a la falta de atención de los sucesivos gobiernos municipales y al desapego de los vecinos, muchos de ellos emigrantes sin vinculación afectiva con el barrio. El desarraigo es uno de los principales problemas, y es que, en la actualidad, la mitad de los vecinos de Colonia Requena son emigrantes, el mayor índice de la ciudad, mientras que muchos de sus antiguos habitantes se han marchado a otras zonas.
"Yo no tengo dinero, si lo tuviera, me habría ido". Quien habla con tanta rotundidad es Nerea, para quien "el problema no es el número de emigrantes, porque la mayoría de ellos son buenas personas que han venido a trabajar. Lo malo es que hay mucha inseguridad, tirones y robos. Por la noche da miedo salir". Aunque, según el estudio de barrios vulnerables de la Zona Norte, la mayor parte de delitos relacionados con drogas, pandilleo, daños y actos vandálicos se dan en otros de sus barrios colindantes, los vecinos perciben la inseguridad como el principal problema del barrio. Así, por ejemplo, Arlet considera que"lo que no puede ser es que un crío de diez años te saque una navaja. Hace falta más policía".
El cambio poblacional del barrio ha sido vertiginoso. En 1999 sólo 28 de sus 1865 vecinos censados eran extranjeros. Diez años después, la población es de 2.389 personas de las que 1.127, son emigrantes, y esta tendencia va en aumento. Para unos vecinos, la emigración es mala. Para otros, es buena. En esta última línea se manifiesta Mari Ángeles Goitia, concejala y vecina del barrio. "Somos un ejemplo de integración. Hemos acogido muy bien a personas que han venido de fuera y debemos sentirnos orgullosos porque no hay ningún problema", dice. De hecho lo primero que llama la atención paseando por el barrio es el mestizaje de culturas: castellanos, gitanos, europeos del este, árabes, latinoamericanos y, sobre todo, norteafricanos, con casi 700 censados.
En esta pequeña torre de Babel ¿es fácil convivir? En opinión de Abed, un nigeriano que vive aquí desde hace doce años con su familia, "no hay problemas de convivencia, pero no hay relación entre las distintas razas y culturas. Cada uno nos juntamos con los nuestros". La integración con sus vecinos españoles es aún más difícil para algunas personas que, como Tomy, llevan poco tiempo en España. Procedente también de Nigeria, apenas habla el suficiente español para confesar que está sin trabajo y que los papeles le han caducado. Algunos de sus compatriotas y de otros norteafricanos comparten piso, y muchos de ellos son "manteros" que se dedican a vender productos falsificados que se almacenan y se copian, en el caso de los CD y DVD, en casas del barrio.
Abed está a gusto aquí aunque se queja de las molestias y de falta de educación de algunos vecinos, "hasta las doce de la noche los niños están gritando en la calle, rompen las cosas, hay mucho ruido". Las elevadas tasas de absentismo escolar, el escaso nivel de estudios y la poca formación de parte de los jóvenes hacen que en Colonia Requena, al igual que en otros de los barrios vecinos de la Zona Norte de Alicante, los índices de paro sean mayores que en el resto de la ciudad al igual que los índices de pobreza. Según los datos municipales, 305 personas , un 14,86% de los vecinos del barrio, están consideradas pobres y dependen exclusivamente de los servicios sociales. "La alcaldesa podía darse una vuelta por aquí. Los servicios sociales vienen y van y siguen sin solucionarse los problemas de absentismo y de seguridad. Han metido aquí a muchas familias desestructuradas y no las controlan" dice Ana María Galiana del bar El Loro para quien "esto está muy abandonado, y lo que era un barrio de trabajadores se ha deteriorado".
Colonia Requena se levantó a principios de los años 60 por la empresa Requena e Hijos que le dio su nombre. Bloques baratos sin gracia que, en principio, acogieron a familias trabajadoras que paulatinamente en muchos casos han dejado el barrio. Según los datos que se manejan en el Ayuntamiento, una de cada tres viviendas están vacías y, algunas, ocupadas por personas que optaron por "pegar una patada a la puerta y ocupar una casa sin pagar nada" como dicen algunos vecinos. Desde su creación los pisos apenas se han tocado. Su mal estado es un clamor en el barrio. "Llevan años diciendo que van a arreglar las fachadas de las viviendas y mira cómo están. No han hecho nada" dice José Martínez que toma el fresco en un banco frente al bar Rincón del Sobrino. José vive en Colonia Requena desde su creación. "Era un barrio humilde pero bueno. Nos juntábamos en la calle para cenar y dejábamos las puertas de las casas abiertas. Ahora eso es imposible".
Todos los vecinos con los que hablamos coinciden al señalar que "hace falta que le laven la cara al barrio pero el presupuesto que destinan a esta zona se lo comen las obras del tranvía y ahora con la crisis es difícil que arreglen las fachadas de una vez aunque en Juan XXIII sí que lo han hecho" señalan Antonio y Vicente, un payo y un gitano, -"mejor pon castellano y caló", piden- que aseguran que "desde que hace unos años se acabaron los problemas que hubo con alguna mala gente, ahora estamos bien. Esto es tranquilo, nos conocemos y estamos a gusto". La falta de mantenimiento de los bloques del barrio además del bajo nivel socioeconómico de sus vecinos ha provocado una devaluación del precio de las viviendas, de forma que se puede encontrar un piso allí desde 45.000 euros.
La gente del barrio es amable. En nuestro paseo no falta quien se empeña en invitarnos a una cerveza y los vecinos se muestran alegres y extrovertidos. "Es verdad que tenemos problemas, pero no es un barrio conflictivo ni más peligroso que el resto de la ciudad", dice una mujer que espera el autobús frente al centro comunitario Pedro Goitia. Abierto en 2004, en uno de sus salones, un grupo de vecinas juega al chinchón. "Aquí nos juntamos todas las tardes a jugar a las cartas y al parchís", dicen. Además de las actividades de la gente mayor, en el centro comunitario se trabaja con los los niños, que vienen diariamente a hacer los deberes, trabajos manuales y juegos. El centro, se ha convertido en un punto de encuentro que, compagina su oferta lúdica con la formativa.
Antes de irnos aceptamos esa cerveza. "El barrio -resume Juan- no es malo. Hay buena gente, pero necesita más atención de las autoridades y mayor integración de los emigrantes". Paso a paso. Arlet es colombiana y trabaja en el bar Los Gozosos en el que se vende "pan ecuatoriano". Habrán venido de fuera, pero en plena fiebre del mundial de fútbol, aquí todos parecen ir con "la roja". Camisetas, gorras y banderas españolas llenan el barrio, y es que, como dice Arlet, "la mayoría ya nos sentimos españoles".


Dentro del Plan de actuación de la Zona Norte
 

1 comentarios:

    On 29 jun. 2010 2:06:00 Anónimo dijo...

    me alegro que se defienda el barrio colonia requena ya que los que hemos vivido muchos años en el sabemos lo que habia y lo que hay hoy en dia y mariangeles goitia sabe muy bien lo que lucho su padre que en paz descanse por el barrio pero si es cierto que lo an abandonado por completo el ayuntamiento pero con tanta gente sin recursos que an metido en el barrio que esperaban que creciera eso es imposible la miseria genera mas miseria alguie n deveria acer algo al respecto ya que los an ido llevando alos barrios dela zona norte pa olvidarse de ellos y ante todo son personas y cuando aun padre de familia le ace falta comida pa sus hijos que ace? lo que todos sabemos ...........y los niños pa no molestar en casa estan en la callle rompiendo espejos alos coches subidos en los capos rompiendo papeleras etc mi pregunta es la siguiente donde esta el dinero de los impuestos de nuestro barrio por que pagar se pagan podria estar el barrio impecable espero no molestar anadie pero me da mucha pena ver el deterioro que a sufrido el barrio de unos años aqui